Para este #8M, visibilicemos y rompamos el techo de cristal en nuestros entornos

En nuestro artículo Brecha digital de género: abordando el desafío de un ecosistema libre de violencia, hablamos de cómo la violencia de género que se ejerce en los espacios físicos también se traslada en el ecosistema digital, y de la misma manera sucede con los problemas sociales, políticos y culturales que existen fuera de la misma. Aparte de la violencia insertada en la brecha de género, existen también dinámicas de exclusión y discriminación que toman parte en la determinación de los niveles de desigualdad y limitaciones existentes que existen en estos espacios.

Una consecuencia directa a esta brecha de género -muy vigente para las mujeres- es un fenómeno denominado techo de cristal, el cual se refiere a una barrera invisible conformada por elementos y situaciones que impiden que las mujeres puedan acceder a puestos laborales más elevados en diferentes carreras y especialidades. En el caso del ámbito tecnológico en el mercado laboral, el techo de cristal es uno de los factores que termina excluyendo a mujeres de ser vistas como personas capaces de ejercer en altos puestos de liderazgo y responsabilidad, como por ejemplo, un CEO o CTO1. Este fenómeno afecta aún a mayor escala a mujeres madres, mujeres de color, y mujeres trans2.

Se denomina techo de cristal a la limitación velada del ascenso laboral de las mujeres al interior de las organizaciones. Se trata de un techo que limita sus carreras y ayuda a ser felices durante su vida siendo borrascas, profesionales, difícil de traspasar y que les impide seguir avanzando. Es invisible porque no existen leyes o dispositivos sociales establecidos y oficiales que impongan una limitación explícita en la carrera laboral a las mujeres.

Mabel, Burin. Una hipótesis de género: el techo de cristal en la carrera laboral

Este fenómeno se puede visualizar en porcentajes, ya que en América Latina, solamente el 1,8% de las CEO en las 500 empresas más grandes de la región son mujeres3, y en Silicon Valley, sólo el 11% del cuerpo ejecutivo lo conforman mujeres, sumando el hecho de que ganan hasta un 28% menos que los hombres4. Además, dentro del campo laboral, las mujeres presentan una mayor probabilidad de ser acosadas sexualmente, censuradas y menospreciadas en comparación a los hombres5.

Más hombres llamados John manejan grandes compañías que todas las mujeres

Tomado de: New York Times

Existen iniciativas que luchan por disminuir la brecha representativa y participativa de mujeres en el ámbito tecnológico. En el 2017, la GSMA lanzó el programa de Women4Tech para incentivar y aumentar la visibilidad de las mujeres en puestos de liderazgo en el ámbito digital6 . Adicionalmente, organizaciones como AllWomen.tech promueven y aumentan el número de mujeres en este ámbito a través de cursos, capacitaciones, y oportunidades de networking7 . Iniciativas como estas contribuyen a un aumento de visibilidad y liderazgo, lo cual genera que espacios como eventos, conferencias y reuniones sean un poco más diversos con el pasar del tiempo, y que también la idea de tener a mujeres es puestos de responsabilidad y liderazgo en el ámbito profesional y tecnológico no sea algo visto como excepcional.

El techo de cristal, si bien es una metáfora, es un fenómeno a tomar en cuenta seriamente, ya que impacta nuestro rol como profesionales, y nos pone barreras y límites de antemano, siendo que contamos con un potencial que está hecho para superar y traspasar nuestra zona de comfort siempre y cuando lo tengamos propuesto. Como mujeres, visibilicemos este techo dentro de nuestros ámbitos y profesiones, y desafiemos los prejuicios creados como resultado. Rompamos ese cristal que nos limita, nos ajena, y nos condiciona a quedar siempre sujeta a los límites impuestos por el mismo. Demos voz y valor a los trabajos que no solamente realizamos nosotras, sino también otras compañeras, y creemos un ecosistema con modelos a seguir para nuestra generación y otras más por venir.

Desde TEDIC, reivindicamos el campo digital y tecnológico como un espacio de encuentro en donde las mujeres puedan ejercer plenamente sus derechos, y en donde puedan efectivamente romper el techo de cristal con el que se lleguen a enfrentar. La meta es poder habitar los espacios digitales con plena libertad y seguridad, y ejercer todos los derechos de libertad de expresión, acceso a la información, a la justicia y a las garantías judiciales no solamente en entornos en línea, sino también en espacios físicos que propicien una igualdad de pago, de reconocimiento, y de trato #NuestroTrabajoVale

  1. *CEO: Chief Executive Officer *CTO: Chief Technology Officer
  2. Transgender Workplace Rights http://www.lambdalegal.org/know-your-rights/article/trans-workplace
  3. Las ejecutivas más importantes de América Latina. Acceso el 25 de febrero de 2019 http://latintrade.com/es/las-ejecutivas-mas-importantes-de-america-latina/
  4. Biggest pay gap in America: Computer programmers. Acceso el 25 de febrero de 2019 https://www.cnet.com/news/biggest-pay-gap-in-america-computer-programmers/
  5. Women in leadership and IT roles in tech are more likely to experience sexual harassment. Acceso el 25 de febrero de 2019 https://mic.com/articles/154973/women-in-leadership-and-it-roles-in-tech-are-more-likely-to-experience-sexual-harassment#.XHRfmK9JS
  6. ¿Dónde están las mujeres? El desafío de lograr la igualdad en el MWC. Acceso el 1 de marzo de 2019 https://elpais.com/tecnologia/2019/02/28/actualidad/1551357972_958211.html
  7. Mujeres en tecnología: La brecha existente y persistente. Acceso el 1 de marzo de 2019 https://elpais.com/tecnologia/2018/02/27/actualidad/1519733183_550514.html