Ante la censura, acción cyborgfeminista: Lanzamos el repositorio bibliográfico sobre género

Ante la resolución del Ministerio de Educación, a cargo de Enrique Riera, que busca prohibir contenidos relacionados a la teoría de género, armamos un repositorio en la Web al que puede acceder cualquier persona para aprender sobre el tema que será censurado de la malla curricular educativa en Paraguay. En el repositorio se encontrarán publicaciones académicas, páginas Web, videos, infografías, noticias para todas las edades. También está abierto a la colaboración de personas que quieran sumar al repositorio con más información que a partir de hoy, podría ser censurada por el ente de Educación paraguayo.

Una prohibición que se funda en una discriminación muy familiar

La prohibición del ministro Riera se basa en la “ideología de género”, algo que esencialmente no existe y que utilizan ciertos grupos que buscan frenar las conquistas en derechos de millones de mujeres en todo el mundo y de la comunidad LGBTI. La prohibición viola abiertamente el derecho al acceso a la información de la ciudadanía, amparado en el art. 28 de la Constitución, el derecho a la identidad y a la libre expresión. La censura atenta contra la declaración de los derechos del niño, que Paraguay firmó como estado miembro de las Naciones Unidas. La declaración promueve la protección contra prácticas que fomenten la discriminación y recibir una educación que favorezca su cultura general, aptitudes y desarrollo individual.

La prohibición tiene un alcance alarmante. En palabras de la abogada y feminista Line Bareiro:

“Al prohibir la teoría de género, Riera prohibió que se hable de dos ejes principales de la teoría de género explicativos de una parte de las relaciones de poder en la sociedad: lo público y lo privado y lo productivo y lo reproductivo. Lo público construido como masculino y lo privado, familiar como femenino, aunque desde lo público se determina lo privado y por eso hasta 1992 el marido era el único administrador de los bienes conyugales, de sus bienes propios y de los bienes de su esposa.

De igual manera lo productivo era el trabajo que aportaba dinero a la casa y que el hombre es el proveedor, en tanto que lo reproductivo es función femenina y reproductora, con una inmensa carga de trabajo no remunerado que incluye el cuidado.

Que se hable de eso prohibió Enrique Riera. Prohibió que se dialogue en el sistema educativo el cambio de las relaciones de poder entre hombres y mujeres, el cambio de roles entre ambos, el acceso de las mujeres al poder público, la promoción de la paternidad responsable”

A este diálogo, ahora prohibido, se suman datos que aterran. En un país donde por día, seis niñas y adolescentes son abusadas sexualmente, 20 mil se embarazan al año (684 de estos embarazos son de niñas de entre 10 y 14 años), y donde cada nueve días ocurre un feminicidio, no hay forma de hacer frente a estos problemas sin impartir educación con perspectiva de género en las escuelas y colegios. Solo una educación que deconstruya como se organiza el poder del patriarcado – el sistema de valores que rige a nuestra sociedad y que subyuga a lo femenino u otras expresiones que desafíen lo heteronormativo – es capaz de contrarrestar la violencia de género en todas sus formas: física, sexual, sicológica, y económica. Las barreras y los estereotipos que restringen el desarrollo de todas las personas, por limitarlas a expectativas socialmente construidas, no se pueden superar si no se habla de las creencias y valores que sostienen estos límites. Para esto, hay que incorporar un enfoque de género desde los años de formación.

La educación es libre o no es

Contra la censura, respondemos con acción cyborgfeminista. El repositorio de estudios de género se alberga en zotero, un programa de código abierto que permite a los usuarios recolectar, administrar y citar investigaciones de todo tipo de orígenes desde el navegador. Cualquier persona podrá ver el contenido de la biblioteca y compartirlo. Para poder colaborar con el repositorio, solo hay que generarse un usuario en la plataforma, luego acceder al link de la biblioteca y allí solicitar membresía.

Sumate!